miércoles, 7 de enero de 2015

2015, allá vamos


Lo primero de todo ¡Feliz año 2015! Aquí vuelvo con el primer post de este año, con las pilas cargadas y con mucha ilusión de dedicarle el tiempo que se merece a este blog. 
Cada nuevo año nos proponemos las típicas cosas de siempre: ponernos a dieta, ir al gimnasio, dedicarnos más tiempo a nosotros mismos, cumplir esas metas que siempre tenemos pendientes, aprender inglés... pero esto nos suele durar poco. Comenzar un nuevo año, no significa empezar una nueva vida. Nuestra vida sigue siendo la misma el 31 de Diciembre que el 1 de Enero, la diferencia es la resaca que podemos tener el día 1, pero nada más. 
A mí lo que me suele pasar el día 1 o quizás antes, en el momento que te estas comiendo las uvas, una tras otra... y ves que otro año se va, que parece que fue ayer el mes de enero, y te preguntas ¿qué hecho yo en este año? en lo rápido que pasa el tiempo, todas las personas nuevas que han entrado en tu vida, también en las que se han ido...



Parece que tiene que venir un año nuevo para replantearnos nuestra vida, para querer mejorar, para cumplir todas aquellas cosas que dejamos atrás el año anterior por falta de tiempo o por falta de interés, simplemente. Poco a poco te das cuenta que un año por rápido que pase,  cunde un rato largo. Para mí sin ninguna duda ha sido uno de mis mejores años, un año que recordaré con mucho cariño, donde he conocido a personas que solo me aportan buenos ratos y sonrisas y he conseguido cumplir algunos de mis objetivos en el campo profesional. He vivido experiencias nuevas que jamás pensé que viviría, y lo mejor de todo me he conocido un poco más a mí misma, mis debilidades, mis defectos, y me he dado cuenta que sonreír me sienta mucho mejor que llorar.
Un año lleno de alegrías, de sonrisas, de nuevas personas en mi vida, un año dedicado a mí, solamente a mí.  
Comienzo este año con vosotros enseñándoos uno de mis looks en estas fiestas navideñas. Un vestido negro sencillo, un recogido algo despeinado, un buen collar dorado, unos labios rojos, un par de tacones, un chaqueta perfecto y sobre todo una gran sonrisa. Y lista!

 Solo os deseo que este año os equivoquéis tantas veces como podáis, que podáis pedir perdón por ello otras tantas y que os perdonen. Que siempre volváis a casa con una lección aprendida y que os acerquéis, que merece la pena. Que viváis día a día, que exprimáis cada momento y que no dejéis de sonreír.

2015, ALLÁ VAMOS


























Vestido: Bershka 
Chaqueta perfecto: Pimkie
Collar: Suite Blanco
Botines: Primark

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...